A la leche, tratémosla dulcemente.