Cuando la culpa es del ordeño.